Ferran Julià: “Querer es poder, la presión me afecta en ver que puedo hacerlo mejor”

Ferran Julià (Imagen CN Cervera)

Ferran Julià (Imagen CN Cervera)

 

– Ferran Julià (2000), el futuro más joven de la natación española

– Junto con Marta Cano, Jordi Pérez, Denia Ruíz, Roberto Oliver o Sófia Salamanca, forman la generación del cambio de siglo

– En el I Campeonato de España Alevín nadó las únicas pruebas crol posibles: ganó todas y logró tres plusmarcas nacionales

Atrevido, luchador y ambicioso, el joven Ferran Julià Tous (C.N. Cervera) da brazadas a un ritmo casi infernal. Su destreza en las pruebas de crol le hacen ser una de esas pequeñas joyas que han de cocinarse poco a poco para que acaben llegando al Olimpo de los deportistas. Con un físico y carácter aún por forjar, Ferran tiene muy claro a quién le debe tanto éxito: “Sin duda, a la fuerza mental y las ganas, pero sobre todo, a mis familiares, entrenador y amigos. La gente de mi entorno es fundamental, me ayudan en todo lo que pueden. Les estoy muy agradecido“. Un éxito que se iría fabricando desde principios de la temporada pasada cuando el nadador de Cervera ya empezaba a obtener buenos resultados: “El año lo empecé muy ilusionado con los regionales, el Campeonato de Cataluña de Invierno… pero al final nada de nada. La ilusión se iba cayendo, debido también a los pocos campeonatos que había por la zona de Lleida”. Por desgracia, los pocos alicientes iban consumiendo la ilusión de un nadador que acabaría tocando la gloria: “Me estaba costando mucho bajar marcas, pero aunque finalmente las iba bajando, no había grandes alicientes. Tuve algunas lesiones, los entrenamientos estaban siendo muy duros. Las ganas no me las quitaba nadie no obstante”. Sería el mes de Mayo cuando el talentoso crolista empezase a ver la luz: “A partir de Mayo todo empezó a rodar de manera perfecta. Llegó la primera Mejor Marca Nacional (MMN) en el 400 libre en piscina corta, luego el regional catalán donde logré dos oros y dos platas, y finalmente, el Nacional en Manresa. Aquello fue la leche (entre risas)”.

Este joven nadador supo recibir la atención que técnicos, familiares y compañeros le procesaron. Quizá gracias a ello, sumado a su talento innato y trabajo diario, hizo que fuera el “Rey del crol” en Manresa. El primer Campeonato Alevín celebrado quedará a la historia, no solo por ser primera edición, sino porque vio nacer a una auténtica joya. Ferran Julià nadó las únicas cuatro pruebas de crol que había (100,200,400 y 1500), se fue del campeonato como tetracampeón de España y triple plusmarquista nacional por edades. Unos datos estratosféricos, que según el propio Ferran ni él mismo esperaba: “Al terminar el Nacional me di cuenta que lo que había hecho era dificilísimo. Tú imagínate, Campeón de España en 100 libre y 1500 no es normal, y después de las MMN en corta del Circuit hace unos días, ya prácticamente no me entra en la cabeza“.

Y es que a pesar de su juventud, el tema de la presión no le puede, él es consciente de cuál es su trabajo dentro del agua: “Querer es poder, la presión me afecta en ver que puedo hacerlo mejor. La gente que tengo a mi al rededor me quita toda la presión posible“. No obstante, sabe que en su categoría es una referencia: “Sí que noto, especialmente entre los de mi edad, que soy el hombre a batir, el referente. Lo bueno que tiene estar arriba es que tu propio orgullo no deja que te relajes, pero siempre llevándolo con humildad“. Gracias a esa humildad que caracteriza a Ferran, sabe que mejorar el resto de estilos será clave para poder estar el año que viene al nivel de los actuales infantiles, contra los cuales se medirá para conseguir las Mínimas FOJE 2015. Para ello, continuará entrenando duro, mirando siempre a sus ídolos, reflejo para él de cómo hay que ser en la vida: “Admiro a Michael Phelps, como a todos, pero sobre todo a Marc Marquez (actual Campeón del Mundo de MotoGP), no sólo porque es el mejor en lo que hace, sino porque fuera es humilde. La gente le quiere por ambas cosas“.

Veremos hasta dónde llega este pequeño y joven nadador de Cervera, que con mucha ilusión disfrutan sus padres Miquel Julià y Antonia Tous. Esta pequeña localidad catalana está viendo como se gesta un gran nadador, que ya sabe lo que es ser todo un CAMPEÓN.

Jorge Bados