Especial Europeo en Corta. «Mirando a Dinamarca»: Así fue Chartres 2012

Rafa Muñoz | Oro Europeo en Corta

Rafa Muñoz | Oro Europeo en Corta

– Rafa Muñoz se convirtió en el cuarto medallista masculino de oro de la historia de España en esta competición

– Marina García se consagró como una de las grandes bracistas del momento

– Marc Sánchez, Albert Puig, Bea Gómez y María Vilas, futuro inmediato

 

 

Chartres 2012 abría el telón de una temporada exitosa en muchas líneas para la natación española. El período de los 25m iba a ser si duda el prefacio perfecto que introduciría un año de éxitos, donde logramos medallas en prácticamente todas las competiciones internacionales.

Un destino que quizá no se veía con tanto optimismo días antes de la cita francesa, a la que no acudían tres grandes de la natación mundial: Mireia Belmonte, Melani Costa y Aschwin Wildeboer. Los dos últimos preparaban el Mundial en Corta de Estambul, mientras que la primera seguía con un futuro incierto y que a muchos inquietaba, ya que cada vez quedaba menos para el Open que daba acceso al Mundial. Pero si algo quedó claro, es que las primeras piedras del muro se colocaron en Chartres, en la XVI Edición del Campeonato de Europa en Piscina Corta. Aunque vimos como franceses, danesas y Morozov coparon prácticamente las portadas, los nuestros acudían con ganas e ilusión, y sobre todo con ganas de demostrar que el camino de España de cara al Mundial iba a arrancar con garantías de éxito.

Los primeros en dar alegrías fueron Rafa Muñoz y Marina García. De Rafa se dudó hasta la saciedad, de cómo llegaría al Europeo tras quedarse fuera de los JJOO de Londres. No le hizo falta gran cosa para demostrar su casta. Oro en el 50 mariposa y plata en el hectómetro, balance del cordobés para empezar la temporada. Unas cifras que redondeó Marina, que ya entrena en Estados Unidos. La bracista catalana del «Medi» se endosó dos preseas europeas. Bronce en el 100 y plata en el 200, eso sí, con dos señores Récords de España, que le acreditaban como una de las mejores bracistas del momento.

Las noticias positivas también llegaron con el resto de la delegación. El «Capi» Juanmi Rando seguía su particular camino en la selección en busca de buenas sensaciones que le permitiesen soñar, a través del trabajo diario, con el Mundial de Barcelona. Se dejaron ver jóvenes promesas como Albert Puig y Marc Sánchez, ambos bajando marcas y augurando lo que poco a poco se iba descifrando: su presencia en el Palau Sant Jordi meses después. El catalán se llevó de Francia la MMN18 en el 2 mariposa mientras que el balear, ex del Voltor, bajaba por primera vez, y en las series lentas, de 15 minutos en el 1500. Perfectamente pudo nadar por la tarde, ya que con ese 14:53.14 iba a ser séptimo de Europa.

No defraudó tampoco el tándem de las gallegas formado por Bea Gómez y María Vilas. La del Galaico nadó la final del 400 libre, siendo sexta de Europa. También sexta fue María, que nadó toda una final del 4 estilos junto a las húngaras Hosszu y Jakabos. La nadadora del Riveira logró en esa prueba MMN16, al igual que en el 8 libre, que nadó por la mañana en las series lentas y que, como Marc, pudo nadar por la tarde, ya que la joven promesa fue séptima de Europa. La participación española la cerraron Merche Peris y Patricia Castro. La valenciana del Santa Olaya nadó el tríptico de espalda, volviendo a la selección tras no ser convocada para los Juegos Olímpicos. Por su parte, Patri, que también ha saltado el charco, nadó las finales de 100 y 200 libre. En el hectómetro la madrileña fue séptima, siendo el 200 la prueba en la que rozó la medalla, donde fue cuarta a poco más de un segundo de la presea de bronce.

Chartres no dejó mal sabor de boca, es más, dejó ver entre líneas que España había empezado con ganas el año de «su» Mundial. Ahora toca Dinamarca, una de las cunas de la natación moderna.

«Mirando a Dinamarca», Jorge Bados

 
Rafa Muñoz | Oro Europeo en Corta