Ana Iniesta: «Superarme a mí misma es mi motivación para estar horas y horas entrenando cada semana»

Ana Iniesta, nadadora del C.N. Albacete

Ana Iniesta, nadadora del C.N. Albacete

– Espalda y crol, sus grandes armas

– Campeona de España, luchó hasta el final por ir al Europeo Junior

– Segundo año junior que afronta con ilusión y ganas

– Junto a Héctor Monteagudo y Javier Rivas, talento manchego

– Pudo ser una de las grandes sensaciones de la temporada pasada. A pesar de no dar el salto a la selección española, la joven Ana Iniesta Martín (98/C.N. Albacete) impresionó y mucho por su carácter vehemente a lo largo de todo el año, donde logró ser Campeona de España, subir al podio nacional hasta en tres ocasiones y convertirse en toda una referente en Castilla La Mancha, tierra de nombres muy grandes como el de Héctor Monteagudo (C.N. Ciudad Real), plusmarquista nacional en el 50 braza o Javier Rivas (C.N. Alarcos), internacional junior con España este verano en Polonia. Y es que los manchegos no son precisamente «cojos», ya que año tras año dejan interesantes regionales y siguen llevando su principal producto a la selección. De hecho, el propio Javi Rivas se ha traslado a la Blume de Madrid donde ya persigue su siguiente sueño: los Juegos Olímpicos Jóvenes que se celebrarán en China el próximo mes de Agosto.

Pero si de algo puede presumir La Mancha, es de tener a la «Iniesta» de la natación. Nada espalda y nada crol, y a decir verdad bastante bien, buscando siempre la eficacia y la progresión. Ella misma afirma que lo de este año, ni lo soñaba: «la temporada pasada para mi fue increíble. No pensaba que la acabaría con tres medallas a nivel nacional y récords y marcas de Castilla La Mancha. Creo que desde el principio empecé bien. Ya en la primera competición del año (Circuito de Madrid), sin apenas entrenar, conseguí bajar dos segundos en el 100 espalda. Luego hasta el regional, todo fue un camino lleno de ilusión y ganas«. Razón no le falta a Ana, pues en ese regional se detectó un huracán en Talavera de la Reina, donde se celebró el Campeonato. Allí la manchega nadó el tríptico de espalda, siendo tricampeona manchega y logrando plusmarcas para dar y regalar. Su particular viacrucis hasta el Nacional de Invierno en Palma iba dando buenas sensaciones. A pesar de que ella no se lo esperaba, logró imponerse en el hectómetro espalda a las Itxasne Lebón (C.N. Bidasoa XXI), Natalia Peña (Real Canoe) y cía. No fue fácil, pero su 1:06.14 le acreditaba como nueva Campeona de España. «El anterior Campeonato de España, en particular el 100, fue un desastre. Yo llegaba a Palma un poco perdida, y en ningún momento imaginé que podía llevármelo. Fue todo muy inesperado«, afirma Ana. Tras Palma tocaba «descansar» para preparar el Open de Pontevedra, donde partía como una de las favoritas para rebajar las mínimas europeas que validasen su presencia en el Campeonato de Europa Junior. «Sí que pensé en las posibilidades de Europeo. Pero a la vez también era consciente de que estaba muy difícil. Me centré mucho en bajar las marcas y olvidarme del resto, era la clave para no agobiarme«. En Rías Do Sur el joven talento lograba un interesante 31.03 en su 50 espalda, lo que suponía todo un Récord Absoluto Manchego; que posteriormente bajaría María Laguna (C.N. Toledo) en el Regional de verano en Almansa. Esa marca suponía quedarse a poco más de un segundo de la mínima europea. Pero Ana nunca se presionó, quizá gracias a ello llegó al Nacional de verano en Valencia con cierta paz mental, lo que propició de manera directa las medallas de bronce en 50 libre y 100 espalda, al lado de bichos como Fátima Gallardo (C.N. Badajoz), Ana Alonso (Stadium Venecia), África Zamorano (Sant Andreu) o Natalia Peña (Real Canoe).

Fuera de los campeonatos, esta humilde nadadora lo tiene muy claro: «para mi, cada temporada es un reto distinto. Superarme a mi misma es mi motivación para estar horas y horas entrenando cada semana. No me planteo el ganar una medalla o batir récords territoriales. Sé que si me centro en mejorar me ira bien». En cuanto a su visión de cómo ve la natación española, lo tiene más claro todavía: «la natación española en este momento esté siendo muy mal gestionada. Está claro que hay clubes, entrenadores y directivos que están haciendo un muy buen trabajo. Además hay mucho talento con nadadores nacionales de todas las edades. El problema esta en la gestión de más arriba. Ya es un esfuerzo ,por ejemplo, el terminar el bachillerato pudiendo seguir un plan de entrenamiento exigente. Es impensable el poder estudiar una carrera universitaria en España adaptada a la vida del deportista de élite; el ejemplo está en que muchos nadadores se están marchando a EEUU. Pienso que desde las administraciones, federaciones, etc. Debería cuidarse más a los deportistas que continúan estudiando».