Las barreras de la velocidad masculina junior

Joan Casanovas, en el FOJE de Utrecht 2013

Joan Casanovas, en el FOJE de Utrecht 2013

Juan Pablo Marín y Alejandro Migueles dominaron el año 96″

Joan Casanovas y Tomás Borchert hicieron lo propio en el año 97″

Habrá una gran rivalidad entre los junior (96 y 97) para 2014″

Si hablamos de velocidad, entendemos por ella dentro de este deporte las pruebas de 50 y 100m, donde apenas existen los virajes y los fallos deben ser mínimos; tal y como dijo Aschwin Wildeboer tras su cuarto puesto en el 50 espalda del Mundial de Barcelona. Del infierno al cielo hay un paso muy pequeño cuando hablamos de una piscina o dos, de 50m o 100m, algo que parece mínimo pero que se trabaja durante horas y horas y se decide siempre en menos de un minuto.

Si por algo se ha caracterizado España es por conseguir pocas medallas internacionales en estas pruebas de velocidad. Hoy trataremos el sector crol, donde nuestra selección sólo ha cosechado dos preseas a nivel absoluto hasta la fecha en estas pruebas. Son los metales logrados por Edu Lorente en el Europeo en Corta de Viena 2004 (bronce) y Helsinki 2006 (oro). No somos grandes exportadores de velocistas masculinos en crol, pero poco a poco se dejan ver nombres, como el de Aitor Martínez, ya absoluto y con su primer Mundial en Larga a la espalda. Por él pasa ahora mismo la velocidad española, aunque por abajo algunos ya vienen con la nitroglicerina activada.

En este año 2013 (y hablando de nadadores del año 96 y 97, que serán los que formen la categoría junior) quizá sean cuatro los nombres que destacan por encima de todo, los que han estado arriba en estas pruebas de 50 y 100 libre. Por el año 97, suben a junior Joan casanovas (Sabadell) y Tomas Borchert (SEK). Ambos en el Nacional de Palma se repartieron las pruebas. El 50 (prueba que no tenía mínima para el FOJE pero que acabó nadando Joan) fue para Tomás con 24.22, seguido muy de cerca por Joan, con 24.23. El 100 (donde la mínima FOJE era 53.03) sí fue reducida por Joan con 52.53, único sub53 de la competición. Tomás rozó esa mínima con 53.24, a tan sólo 21 centésimas de ella. Los dos fueron gran parte de la velocidad masculina infantil, y ahora ya forman parte de la pelea junior en busca de esas mínimas para el Europeo Junior 2014, que se celebrará en Dordrecht (Holanda). Y si hablamos de junior del 96 (los que este año fueron los “pequeños”), nos vuelven a salir dos nombres destacados: Juan Pablo Marín (Alcalá) y Alejandro Migueles (Navial). Este último, fue llamado a filas con España para nadar el Europeo Junior de Poznan (Polonia), con una de sus grandes pruebas además de los relevos: el 100 libre. Pero si echamos la vista atrás y la situamos en España, vemos como “Juanpa” en Palma fue el claro dominador del año 96. El de Alcalá fue Subcampeón de España en el 50 (24.01) y 100 libre (51.69). Allí Alejandro paró el crono en 24.17 y 52.4, dando muestras ambos de que son los dos grandes velocistas del 96.

En los Nacionales de verano la cosa no cambió mucho, aunque sí en tiempos. En los 100m libres de Valencia Marín tocaba la placa en 50.92, mientras que Migueles lo hacía en 52.23. Uno pegado al otro en posición, pero con un Marín claramente destacado. Por su parte, en el infantil de Pontevedra Casanovas le volvió a ganar la partida a Borchert. El catalán paró el crono en 52.82 y el del SEK en 53.36, ambos subiendo tímidamente con respecto al tiempo de Palma.

Para el Europeo Junior el criterio de tres plazas por prueba (dos para pruebas no olímpicas) es casi inamovible, y ya observamos como son cuatro los nombres que podrían aspirar a ellas. Un claro superávit que dará mucha emoción a la competición, así como rivalidad deportiva. Pero quedarnos en cuatro podría ser un error. A Migueles, Marín, Casanovas y Borchert se suman nombres como el de Francisco Javier Sánchez (San Javier), Diego Fernández (Gredos) o los nadadores del Palma Xavier CaroJuan de Miguel. Muchos nombres, a los que se sumarán más a lo largo del año con total seguridad. Las que probablemente sean las pruebas más espectaculares por su corta distancia, velocidad y su concentración para no cometer fallos empiezan a tener grandes nombres en España que hay que tener muy en cuenta. La velocidad masculina junior para 2014 ya está sobre la mesa, y su próximo objetivo se llama Holanda.